domingo, 18 de octubre de 2009

El "Castellot" de Baells

El "Castellot", es una afloración rocosa de unos 50 metros de altura, a la que el viento y el agua le han dado unas caprichosas formas. Depende del lado que se mira, pueden verse perfiles, caras, animales y todo lo que se le antoje a nuestra imaginación.

Existe una vía ferrata en su lado norte, que permite acceder a la cima, para lo cual deberíamos llevar un mínimo equipo de escalada; he tomado unas fotos de la ascensión, que es una delicia visual.

Iniciamos el ascenso aquí:

Hacia arriba vemos esto:

Llegamos al agujero en la roca:

Desde el que tenemos éstas vistas:

Salimos por aquí:

Para entrar en éste paso casi vertical:

Llegamos a la primera punta de la roca:

Bajamos por aquí:

En la sombra se ve el punto donde estamos:

Bordeamos la pared:

Hasta que vemos ésa punta de roca, donde voy a sentarme a caballo para hacer las siguientes dos fotos:

Ésta es de por donde hemos venido:

Y ésta es de por donde hay que continuar:

Hemos subido por aquí, apoyándonos en sus "gargolas naturales":

Y ya el último paso visto desde la cima:

Ya en la cima, puede verse en la sombra la silueta del que suscribe:

La cima enlaza visualmente con el Castillo de la Mora, la ermita de los Santos Martires y varios puntos más. La vista es amplia:

El ascenso, salvo en tres pasos, en los que tenemos el vacío debajo, es bastante sencillo y seguro.
Durante todo el recorrido, tenemos opción a ir mirando las múltiples formas y perfiles que se nos presentan. Son tantos, que desbordarán nuestra imaginación con sus múltiples facetas.

Sobra decir, que es éste uno de mis lugares predilectos, que obliga a peregrinación a los que no disponemos de todoterreno, pero vale la pena. Lugar de paz absoluta que se halla impoluto, espero que por mucho tiempo.
Dispone de un antiguo cartel informativo al pie, donde se nos dan nociones de seguridad para el ascenso. No tiene, por otro lado indicación alguna desde el pueblo, cosa que visto lo visto, es de agradecer.

Y digo que es de agradecer, porque el acceso público trae muchas veces al peor de los públicos, que dejan sus nefastas huellas para general desgracia...
Aquí el entorno se encuentra muy limpio y practicamente salvaje.

Esculpido por vientos milenarios, el "Castellot" nos invita a soñar.

4 comentarios:

Syr dijo...

Y es que, casi siempre, amigo, la Naturaleza es tan sabia que nos caricaturiza

un abrazo

Riviere dijo...

Syr.
Pues sí,alguna caricatura también podemos ver...
Muchas gracias por tu comentario.
Un abrazo.

Pilar Moreno Wallace dijo...

Preciosas las fotos, y la naturaleza impresionante. Te envio un saludo desde Holanda y te agradezco tu visita a mi blog.

Riviere dijo...

Pilar.
Muchas gracias por su comentario,tengo enlazado su blog en el mío,como puede ver;así me voy pasando regularmente a ver las obras de arte que presenta.
Un cordial saludo.