domingo, 25 de abril de 2010

Palacetes y casas solariegas de la Litera.(II)

En ésta segunda entrega veremos algunos palacetes más evolucionados en el tiempo, como el que precede a éstas líneas: el Colegio Escolapio de Peralta.
Su impecable y equilibrada fachada conserva el mirador de arquetes, de rosca simple en éste caso, unidos por impostas a la altura de los arranques y del antepecho.
Traza mudéjar inconfundible.
Por su gran altura, los dinteles de la primera planta se agudizan actuando como arco de descarga.

Casa Salas es otro magnífico palacete cuya fachada conserva también el mirador de arquillos.
En su parte trasera se opta por una galería y terraza asomada al jardín, "a la italiana".
Es notable la forja de balcones y soporte decorados con flores de lys.
El cableado, sin comentario.

Las rejas de las ventanas coronan sus extremos con pequeños pináculos.

Nótese la gran amplitud del vano del balcón(las persianas con doble cuerda), y los mechinales del primitivo rafe.
En la mini foto podemos ver el silo medieval perfectamente tapado que hallamos frente a la casa.

Contaba esta casa como algunas de las de más renombre, con un oratorio privado dedicado a la Inmaculada Concepción, en el que al parecer hubo unas notables pinturas de Mengs.
No es visitable éste impresionante palacio particular para desgracia de los que amamos el arte, aunque puedo deciros por fotografías que he visto que el interior es de una gran belleza plástica.

Junto a Casa Salas se halla ésta otra que no puede ocultar su antigüedad a pesar de las reformas.

En su parte de atrás tiene también galería y terraza avanzada sobre el jardín soportada por pilares.

Su falsa se cierra con mirador de arquetes, a cuyos extremos se abren dos pequeños óculos.

En la misma calle vemos Casa Oto, destacable edificio por sus dimensiones.

El cableado eléctrico pulveriza totalmente la estética de su bonita entrada de arco mixtilíneo en piedra sillar de yeso.

Aquí pueden verse los antiguos vanos cegados, incluidos los de su mirador.

Su rafe lo forman finos canetes con pinjante rematados en forma de voluta.

Casa Zaydin es otro ejemplo de palacete renacentista bastante bien conservado. Vemos aquí su portada en piedra y su heráldica.

En su segunda planta la galería ya sustituye el antepecho de obra por una baranda.
La falsa se ventila por varios óculos elípticos.

En su vista lateral podemos apreciar parte de su galería cegada, así como los dinteles peraltados en el balcón y ventana.

No darán éstas fotos ni lejana idea del maravilloso conjunto histórico-artístico de la localidad de Fonz.
Empezando por el palacio del barón de Valdeolivos, donde podemos fijarnos por un lado en su típico mirador de arquillos, separado por doble imposta del resto de la fachada, quedando en él tímidos vestigios de una antigua policromía. Y por otro, que el cable, alarma y carteles siguen fastidiando las fachadas.

Podemos ver a la izquierda de la imagen la entrada a su oratorio privado, así como su precioso balcón.
El cableado sigue la inoportunidad habitual afeándolo todo.

El ayuntamiento es otra impresionante construcción, morada de templarios y residencia de verano de los obispos de Lleida. Su parte trasera cubre el desnivel con una gran altura.

Su portada neoclásica, pero sobre todo el conjunto rafe-mirador son de gran belleza.

Casa Carpi es otro bello ejemplo de palacete en lamentable estado de abandono a la publicación de éstas líneas.
En su fachada se aprecian algunas reformas posteriores a la construcción original. El cableado y el foco para alumbrar la iglesia tampoco le ayudan demasiado.

La entrada al oratorio privado y la portada principal de Casa Gil, junto con las rejas que se ven, es todo lo que queda de ésta solariega, tras la pared, un solar vacío.

La Casa Gómez de Alba es otro magnífico ejemplo de palacio que conserva su mirador en bastante buen estado.

En Fonz sí hay guía de turismo, por lo que recomiendo vivamente la visita a éstas impresionantes casas y palacios.

Casa Santana, ya en Tamarite, es un bien conservado ejemplo de edificio barroco, a pesar que sus bajos en los que existía una capilla han sido bastante modificados.

Por su parte trasera vemos una notable forja en sus ventanas, así como su mirador en la parte superior.
Nótense los trabajados dinteles de ladrillo.

Y terminaremos ésta segunda entrega con el ayuntamiento y edificio adjunto de San Esteban de Litera, localidad de visita imprescindible.
A pesar del buen estado de conservación de estos dos edificios, cables y focos afean bastante el conjunto.

5 comentarios:

Manuel Trujillo Berges dijo...

Feliz regreso, Riviere. Fonz es un lugar precioso, que hace algunos años tuve el placer de visitar en una visita guiada por el propio alcalde, magnífico conocedor de su riqueza histórica y documental. Fue en un viaje organizado por los amigos de la Societat Catalana de Genealogia para visitar precisamente el Archivo del barón de Valdeolivos, el que es sin duda el más importante Archivo genealógico aragonés, como también en temas relativos a la Guerra de la Independencia en Aragón.

RIVIERE dijo...

Efectivamente,Fonz es un lugar muy digno de ver.Si pincha en la palabra "barón de Valdeolivos" en el texto,enlazamos a ciertas informaciones sobre el archivo.
Gracias por su comentario.
Un abrazo.

Baruk dijo...

Desde luego, es para darte un premio: escoge el palacete que quieras (je,je)

En serio, lo tuyo si que es un blog en mayúsculas.

Tons

RIVIERE dijo...

Baruk.
Muchas gracias por tu comentario,mayúsculo es el vuestro,éste es un blog de cosas minúsculas...
Un abrazo.

Anónimo dijo...

El edificio adjunto al ayuntamiento es propiedad de mis abuelos. Y es verdad, si no fuera por los cables, estaria mucho mejor.