miércoles, 22 de septiembre de 2010

Vandalismo en Covet

Todo lo que pueda contarles sobre Santa María de Covet, ya ha sido dicho mejor y más ampliamente en la web de Románico Catalán.
El funesto motivo de esta entrada, no es otro que el reseñar el incalificable acto vandálico que ha producido en su portada daños irreparables.

La fascinante portada de la iglesia de Covet, cuyo grupo escultórico es de una ejecución magistral, presenta varias caras en sus esquinas achaflanadas, caras de las que me he preguntado muchas veces cúales fueron los modelos.
Muestran una expresión seria y adusta, nos miran desde una perspectiva que roza el milenio.

¿Quienes fueron éstos hombres y por que se retrataron en la entrada del lugar sagrado?. ¿A que se debió semejante privilegio?...

En la siguientes imágenes pueden cotejar el daño inflingido, dos años escasos las separan:
Lo han visto, ¿no?, pues las siguientes mirenselas bién, porque en Covet no las verán más: han desaparecido.


Ésta era una de mis preferidas...snif...(sollozo).

Pues nada, a los autores mi enhoramala, principalmente porque tengo razones fundadas para creer que es más un expolio que una gamberrada.
Y a los que "gestionan" nuestro patrimonio, como presuntos garantes del mismo, mi enhoramala también, palmadita en la espalda y a otra cosa, mariposa.

Aviso a navegantes: A pesar del cartel, el domingo tarde no se presenta el guía (comprobado el 15 y 22 de Agosto de 2010).

4 comentarios:

Corvus Corax dijo...

jo... esto ya es lo último

pallaferro dijo...

Me sumo a la denuncia.

Ahora no sólo la piedra se "descascarilla" por la acción meteorizante del tiempo, sinó que las partes labradas de su portalada van sufriendo también golpes de caprichosos gamberros...

!Indignante!

Alkaest dijo...

Por eso es tan importante poder sacar fotos detalladas de los monumentos, porque no son eternos...
Nos pensamos que van a estar ahí, para siempre, "porque son monumentos". Pero se nos olvida, que lo que llamamos "civilización" no es más que un barniz, y a poco que nos llueva encima, ese barniz desaparece, y queda la cruda realidad: bajo esa capa de "civilización" lo que existe es la barbarie más absoluta.

Para muchos indivíduos, no es suficiente con la picota y el cepo, hacen falta horca y guillotina.

Salud y fraternidad.

Baruk dijo...

Una pena ...lástima de caritas.


Un abarzo