viernes, 22 de julio de 2011

Montclús (III) El barranco de Sant Urbá

Para acceder al barrio alto de Montclús es preciso atravesar el barranco de Sant Urbá.
Aquí pueden ver el itinerario que he seguido.

Esta es la entrada al barranco. Se accede rodeando el monolito del barrio bajo por su base.

Circularemos por un terreno totalmente pedregoso, algunos agujeros exhalan una húmeda corriente de aire, testimonio de aguas profundas.

Como pueden comprobar, no existe suelo como tal ni rastro de tierra alguno, es todo pura roca.

Voy avanzando por el barranco en dirección a las agujas de su extremo.

Dejando ermita y castillo a mi espalda.

Se empiezan a ver monolitos tumbados, efecto del deslizamiento que impulsó el seismo.

Ya cerca de las agujas el paisaje es de pura fantasía...

Un paisaje de una belleza natural que a nadie dejará indiferente.

Nótense a la izquierda de la imagen los monolitos tumbados.

Yo he subido por aquí, por un desprendimiento de grandes bloques, están muchos resquebrajados.

Con unas grietas de aquí te espero...

Y ya veo las tres agujas frente a mi desde el barrio alto. Hay fotos para doce álbumes en este paisaje que nos empequeñece.

Y es que el 3 de Marzo del 1373, el terremoto desencadenó un nuevo deslizamiento del bloque calizo de Montclús, ésta vez en dirección al barranco de su propio nombre.
La capa de arcillas que lo separa del bloque inferior ha sido socavada por la erosión profunda del barranco, por otro lado, las grietas y fisuras contribuyen a la percolación y a que se humedezca actuando como un verdadero lubricante geológico.
La montaña se mueve en masa en dirección al barranco hasta chocar en sus paredes, en su tránsito, tal como sucedió hace 20.000 años, va dejando un rastro de agujas y monolitos que son las que han visto en las fotos.
Pero no sólo eso, el desplazamiento provoca un hueco en el que el barrio alto sucumbe y que grandes bloques desprendidos de su perímetro terminen por sepultarlo.

El propio terreno nos da la lección de geología como vemos en estos dos ejemplos.
Esta es una imagen del suelo, nótese la fuerte fragmentación de la roca que podemos desmenuzar con las manos.
Una roca caliza de origen sedimentario continental. Ya que procede de un turbio lago de agua dulce, lodo petrificado simplificando, al golpearlas desprenden un fétido olor a "fondo de pantano".

Y esto es un monolito en pleno proceso de desintegración, la erosión lo va mermando.

Resumiendo un poco puede decirse que a pesar de lo cansado que es el tránsito por el barranco, caminar sobre roca suelta y angulosa es pesado, las vistas son realmente impresionantes y merece la visita.
El entorno se mantiene aquí impoluto, y en fin...que es a mi juicio un lugar maravilloso.
En la última parte entraré en el barrio alto hasta el fondo y veremos la ermita de tu a tu desde lo alto de una aguja. No se la pierdan...

4 comentarios:

Pilara dijo...

Un magnifico lugar... sobrecogedor.
¿Te aventuras en solitario por sitio tan inhóspito?.
Seguro que en tu genotipo hay algún elemento agreste que te hace tirar al monte de esta manera tan singular ;-) Gracias a él los que no somos tan intrépidos podemos disfrutar de estupendas excursiones virtuales. Supongo que mucho más tranquilas y descansadas...¡Dónde va a parar!

Un abrazo.

RIVIERE dijo...

Pilara: En sitios más inhóspitos me he visto, y sin alejarme tanto de casa...ja, ja.
Voy preparadillo eh, que no es salir al monte y hala.
Estas cosas hay que prepararlas muy bien, más si vas sólo claro, pero como nadie quiere acompañarme...snifff...
Y sí, desde casa no se cansa uno ni la mitad...pero es éste un cansancio que a mi me descansa...contradictorio que es el menda...
Gracias por tu comentario.
Un abrazo.

din4 dijo...

Esto de que "como nadie quiere acompañarme" ha sonado a invitación.

^_^ A mi me encantaría intentarlo :)

Saludos

RIVIERE dijo...

Din4: De intentar nada, aquí se va a por todas...ja, ja... Si quieres guía ponte en contacto conmigo y en una mañana se visita todo. Eso sí, hacen falta piernas pero vale muy mucho la pena.
Quedo a tu disposición.
Gracias por tu comentario.
Un saludo.