domingo, 25 de marzo de 2012

Arqueología vinícola


Los arqueólogos de sofá, whisky, cigarrito y adsl nos acodamos a veces en los topónimos dada nuestra escasa perspicacia a la hora de buscar nuevos hallazgos.
En este caso han sido "Barranco de los trulls" y "Viña grande" los que han motivado la "himbestigación".

Así pues me presento en un amplio barranco de la comarca de la Noguera sin saber qué busco ni si voy a encontrar la razón del topónimo "de los trulls".
Un trull es el local donde se extrae el jugo de la aceituna, de latín torclum, sin embargo la palabra se hace extensiva al lagar, y en el caso de las comarcas de Lleida, abarca también la tina o depósito donde el vino o aceite se almacenan.

Mi búsqueda en la red acerca del barranco, tras 150cc. de irlandés, no arroja resultado alguno...así que voy del todo a ciegas en mi primera excursión.

Durante varias jornadas he escudriñado la zona a fondo para encontrar algo más de diez trulls, aunque en un estado muy distante de su antiguo esplendor.
Debido a los movimientos de tierras han desaparecido algunos seguro, y los que quedan no son tan fáciles de localizar a simple vista, su ruina los lleva a pasar practicamente desapercibidos como simples casetas abandonadas en los campos.


Llorenç Ferrer i Alos, Catedrático del Departamento de Historia Contemporánea de la Universitat de Barcelona, Facultat de Geografía e Historia, en su trabajo: "Un patrimonio único: los lagares (“Tinas”) en medio de la viñas en la Cataluña central",
que pueden consultar en la revue électronique « Territoires du Vin », y del que toma información esta entrada, nos dice muy acertadamente que:
"Las tinas en medio de las viñas son una de las muestras más vivas del pasado vitivinícola de estas comarcas. Su originalidad constructiva las convierte en un patrimonio de gran valor, único en toda Cataluña"
y que
"Estas “tinas” dejaron de utilizarse después de la Guerra Civil cuando la viña fue paulatinamente abandonada y durante muchos años fueron objeto del más absoluto abandono.
En los últimos años han sido redescubiertas y se ha empezado un lento proceso de recuperación de los conjuntos más emblemáticos y significativos."

Dichos conjuntos son los de Bleda, Escudelleta, Tres Salts y Ricardo.

Si han seguido los enlaces a las imágenes, habrán visto la gran tarea de reconstrucción realizada.
Las que yo voy a mostrarles no han corrido tanta suerte y yacen en el abandono más absoluto, a pesar de ser un patrimonio único, a mi juicio muy digno de conservarse.
En la zona que se situan apenas sobreviven unas pocas vides, que no reflejan ni de lejos la importancia que tuvo dicho cultivo siglos atrás.



Para introducir el tema...


El lagar se componía desde muy antiguo de dos recipientes: el "follador" (y disculpen la palabra pero en catalán follar también es pisar la uva), y el "cup", donde fermentaba el mosto.
La tina supone una evolución al realizar las dos funciones: se pisa la uva en su parte superior sobre un entramado de madera llamado "brescat", y se verifica la fermentación del mosto en su interior.
Por otro lado al situarse en medio de los campos, permite la venta del vino a pie de tina, y ahorra el costoso transporte de la vendimia a lagares alejados de la viña.
Para que se hagan una idea más clara de lo que vamos a ver, ya que están en estado ruinoso y hay que imaginar un poco lo que falta, les muestro esta reconstrucción virtual con sus partes señaladas.

La tina o trull suele situarse en un desnivel del terreno, de manera que sea cómoda la descarga de la vendimia y también su posterior vaciado.
Tienen las que veremos unos 2,5 mtrs de diámetro por 3 de profundidad aproximadamente.
El vaciado se hace en su parte inferior a traves de la "boixa", que es un bloque de piedra tallada con un agujero que lo atraviesa.
La "boixa" se protege de un vaciado accidental por medio de una "cabana de volta", que suele mostrar señales claras de habitación semipermanente, en otros la "volta" es tan solo un pequeño túnel de protección.

Veo que me hallo en el buen camino cuando encuentro el primer trull que da esta triste imagen al llegar a él.

Al introducirme en la cabana veo el vientre circular de la tina con su boixa.

Accedo a la caseta y veo la boca de la tina.

En este caso el interior se construyó en piedra, aunque más modernamente la tina se forraba de piezas cuadradas de cerámica vidriada llamadas "cairons".





Este otro ha perdido la caseta, con lo que a simple vista parece una cabana de volta solitaria.

Sin embargo al entrar en la cabana vemos la tina.

Que en este caso son dos, una circular y otra cuadrada.

La boixa de la tina circular apenas asoma de la tierra.

La de la cuadrada está muy trabajada.

La cabana estaba compartimentada para acoger a un tiempo a las personas y a las bestias.

Al acceder a la parte superior, veo como la boca de la tina circular se recreció con ladrillo en época no muy lejana.

El interior es de piedra.

La boca de la tina cuadrada está semioculta por la vegetación y se ve dentro cierta basurilla...



Aquí tenemos uno que conserva relativamente bien todos sus elementos dentro de lo que cabe.

Vemos el vientre de la tina, no así la boixa que puede estar bajo tierra o expoliada.

La cabana se halla dividida en dos, siendo la parte más interna la destinada a las bestias.

Entro en la caseta para ver la tina.

En este caso está forrada de piezas de cerámica.



Déjen que les explique una cosita...

Estan viendo los ejemplos más "notables", ya que algunos consisten en tímidos vestigios en los que las tinas se hallan colmadas ora de tierra, ora de maleza y para verlas hay que estar practicamente encima de éllas.
No vayan pues a pensar que esto ha sido un paseo bucólico y que no hay más que seguir un camino pues no lo hay, ya se ha dicho que son tinas en medio de los campos. Así que toca mucha topografía, caminar mucho y ojo avizor a lo poco que asoma.
Y como ejemplo de éllo vean éste reducido a su mínima expresión, ¿quién diría a la vista de esta imagen que estamos frente a un trull?.

Sin embargo, en el fondo de su cabana se ven dos boixas.

A la derecha aparece una expoliada, cortada a nivel del muro, la otra cerca del suelo está intacta.

La tina está practicamente colmada debido a los movimientos de tierra del cultivo aledaño. Apenas se intuye su forma cuadrada.



Aquí tenemos otro de cierta entidad reconstruido virtualmente,(a los arqueólogos de salón tampoco nos pidan 3D, photoscape y poco más), y que consiste en dos cabanas de volta unidas en ángulo recto. La que vemos en primer término era el establo con acceso a la planta de habitación sobre la volta derrumbada que guardaba la boixa.



En esta vista frontal vemos la cabana y la planta de habitación sobre élla.



Y la boixa, aunque debería haber dos pues hay dos tinas.

Una está colmada de tierra y deja ver parte de sus piezas vidriadas.

La otra es un digno trabajo de la piedra, recordemos que no puede haber filtración alguna de vino.

Un pequeño cercado cerraba el conjunto, que da esta penosa estampa visto desde unos metros.



Ya termino mostrándoles otro cuya ruina desmerece su forma original, que les he reconstruido virtualmente.

Contaba este como el anterior con una cabana de volta a modo de establo, comunicada con la planta de habitación por medio de una escalera.
La caseta del trull era independiente y la boixa se protegía con una volta de pequeño tamaño sin signos de habitación aunque podía serlo de manera puntual.

Aquí vemos la cabana que ejercía de establo.


Y dentro de la volta que le da protección, el vientre de la tina, la boixa es fácil que esté bajo tierra.


Y ya dentro de los escasos restos de la caseta vemos la tina...


...que muestra sus piezas de cerámica vidriada.


La imagen que encabeza ésta entrada señala dos grandes trulls construidos en yeso y forrados de piedra arenisca, su destrucción es patente a pesar de las dimensiones que tuvo el edificio cuando estuvo en uso.
Son una parte más de este como mínimo curioso patrimonio ya casi extinto.
Un patrimonio escasamente valorado, muy a pesar del esfuerzo humano que supuso su construcción.






Nota: Creo que la gran mayoría de las fotos están geolocalizadas, por lo que al avispado lector no le será dificil encontrarlos. De todas maneras si alguien precisa más información no tiene más que pedirla.

Fotos:N95 y Panasonic.

5 comentarios:

Malvís dijo...

Con que te has ido de vinos y no me has avisado?. ¡ Traidor¡.

Muy bueno, Rivi.

Un abrazo

KALMA dijo...

Hola Rivi! Y una que es amiga de caldos y sin saber lo que es un trulls, una buena explicación, es una pena en el estado que están y más que se usen para tirar la basura, pero no dejan de tener la esencia, aunque bueno, tú fuiste quien anduviste por allí ;D, unas fotos fantásticas. Un beso.

RIVIERE dijo...

Malvís: Así aprenderás que el que avisa también puede ser traidor...ja, ja.
Kalma: Ni yo tampoco conocía lo que muestro, vaya, al menos en medio del campo no...
Gracias por vuestros comentarios.
Abrazos.

Baruk dijo...

Sí, genial entrada Rivi! aunque eso del follador, suena raro, raro..

Abrazines

RIVIERE dijo...

Baruk: A las palabras de los nativos me remito, ni quito ni pongo rey...
Gracias por tu comentario.
Un abrazo.