miércoles, 3 de junio de 2009

1984

La primera vez que leí "1984" de George Orwell, hace ya unos años, se me pusieron las orejas de punta: un mundo semi-globalizado, telepantallas omnipresentes, escupiendo y recabando información del entorno a su alcance; todo ello, bajo un poder estatal, que no sólo da su propia versión de la historia, sino que la tergiversa ¡y la reescribe!.¿Les suena de algo todo esto?.

Tan sólo el imaginar la estricta vigilancia de las telepantallas sobre los ciudadanos por un lado, y su omnipresencia "informativa" por otro, me causaron gran espanto en aquel entonces.¡Vaya mundo!.
Años más tarde, aquel sombrío panorama ya no me parece tan lejano; antes al contrario, y adquiere los tintes propios del siglo que lo impulsa.

***************
Cámaras
Las cámaras invaden sin pudor el espacio público, el privado, y en definitiva, cualquier espacio.
En los bancos, por que se roba.
En las calles, por que se trafica.
En los centros comerciales, por seguridad.
En las explotaciones agrarias, por los efectos de la fauna salvaje.
En las vías, por el tráfico.
En el portal, videoportero.
En las comisarías, porque presuntamente, se interroga a los presuntos a golpes.
Acabando rápido, con decir "seguridad" y "control", excelsas palabras, ya está justificada la instalación de una cámara.
Lo que Orwell no llegó a prever, es que en la tarea de no dejar lugar alguno sin vigilancia, al estado le iban a ayudar¡los mismos ciudadanos!.
Siendo cada uno de ellos una cámara en potencia, gracias a la tecnología; no hay suceso sin un "alguien" que lo inmortalice. Nunca sabes quién te está grabando, ni desde donde, ni por qué. Que pena, siempre vigilados...
En los pueblos de momento parece que nos escapamos, pero todo se andará.

Aquí debajo podemos ver un templo budista en España; el pequeño objeto que se entrevé a los pies de Buda, es una webcam que transmite sin pausa su imagen; es decir: Dios en riguroso directo...pffff...

Cabe la posibilidad que la deidad, en su omnipotencia, haya salido a dar una vuelta y la cámara ni se haya enterado.

En fin, que si nuestra sociedad no funciona sin alguien que vigile a sus miembros, vamos derechos pues hacia un estado parapolicial.

Una pequeño apunte histórico:
Cuando se empezó a implantar la policía como tal en Europa, el Reino Unido fue una de las naciones más tardías en incorporarla; considerando que era mejor soportar un poco más de delincuencia, a cambio de conservar una mayor libertad del individuo. Libertad que el pueblo inglés veía coartada en otros países como Francia, que exhibía orgullosa la eficacia de su cuerpo policial. Mientras que al inglés, las detenciones y registros del país galo, le parecían un insulto a su condición de hombre libre, una molesta interferencia en su vida por parte del estado.

****************
Pantallas
Digámoslo de una vez: la pantalla es fascinante. Conscientes ya de ello, empieza la invasión:
En lo doméstico, la adhesión de una pantalla a cualquier objeto, haya razón para ello o no ha sido masiva: lavadoras, neveras, etc, etc. Sin pantalla no hay "glamour", por lo tanto, de cabeza a la nueva moda. Ya se supone que "lo que no tiene pantalla" es una reliquia.
La televisión, que reinaba tan tranquila en el salón, coloniza el resto del hogar; otra cosa, segun se ve, sería obsoleto. Y ya de paso el aparato se gigantiza, reafirmándose como símbolo de estatus. Puede empezar pues la carrera del "mejor color", "mejor sonido", "mejor calidad", "más ventajas"...
Hubo un tiempo, que las emisiones de televisión estaban limitadas a una franja horaria(era cuando en las casas sólo había una pantalla, o ninguna).
Hoy en día se emite 24 horas sin parar, con lo que la persona ociosa y sin muchas ganas de hacer nada, tiene en élla un aliado seguro.
No olvidemos que la televisión, es una de las distracciones que menos esfuerzo requiere por nuestra parte, más o menos el mismo que dedican las cadenas a sus programas.
El videojuego tan de moda hoy día, apuntilla a los juegos tradicionales, que "no tienen pantalla", ¡Jesús,que ordinariez!.
La pantalla tiene en común con la cámara la invasión del espacio público: en tiendas, centros comerciales, gasolineras, lugares de ocio, etc, etc.
Cualquier lugar es bueno para poner una pantalla, en éste caso, con la palabra "información" ya tenemos bastante excusa.
Y allí adonde vamos las vemos, repitiendo machaconas su "utilísima información", haya o no quien las mire.


*********************
¿Global?

A pesar de la globalización, el trigo sigue dando una cosecha al año, no más; y el tiempo de gestación de una vaca, pongo por caso, no se ha reducido. Aquí unicamente "golean" los productos industriales, que aceleran la producción, reducen costos y aumentan beneficios. La cultura del máximo consumo les apoya, la clase media tras su estela también, y las grandes economías a crecer, pese a quien pese.

¿Global? No, gracias. Como en la novela de Orwell, el sistema, no funciona, o lo hace de forma que nadie lo vea así. ¿Es posible escapar a él? ¿o como mínimo no dejar que nos acogote? si claro, aprovechando sus propios mecanismos,(sus cosas buenas, que también las tiene)para lograr cierta independencia:

De sus promesas frustrantes.
De sus baratijas y brillos de hojalata.
De sus supérfluos lujos asiáticos.
De sus absurdas "comodidades".
De sus dogmas y gurús.
De sus deseo ilimitado e infinita ambición.
De su estúpida presunción.
De su vano concepto y cobardía ante la vida.
De sus productos infumables que estrenas hoy y tiras mañana.
De su falta de principios.
De su sospechosa desmemoria.
De sus falsas apariencias.
De su profunda falta de humanidad.
De su incapacidad para gestionar el planeta y frenar su vergonzoso deterioro.
De su esclavitud económica.

Pero sobre todo, de su esclavitud psicológica, bajo la cual todo va a parecernos bien y toda lucha vital inútil.

***************************

Los habitantes de la nada no están ni con ni contra el sistema social establecido, como los cristianos con Cristo: viven con él y en él de manera circunstancial, pero no le pertenecen. No le pertenecen como un astronauta no pertenece a la Luna.
Pero soportan pacientes el hueco que les ha tocado, lo soportan desde una callada indiferencia, lo hacen así puesto que a ellos casi todo lo que el sistema ofrece, no les sirve para nada. PA-RA-NA-DA.

6 comentarios:

juancar347 dijo...

Totalmente de acuerdo, amigo.

Esca dijo...

Sabes Riviere ¿quienes son los que se escapan del sistema? te digo,los que tienen mucho mucho dinero y los que no tienen nada nada.
Y ahora una pregunta,¿cuantos exclavos necesitan en la actualidad? y lo mas gordo en su momento,siglos atras si necesitaban mas exclavos ,embarcaban y les recogian por toda Africa y a la fuerza les hacian exclavos ,en la actualidad se lo montan tan bien que no es necesario ir por ellos dejan la vida en la travesia para ser exclavos,que hipocresia

Riviere dijo...

El que crea que la esclavitud es algo antiguo y pasado,no tiene ojos en la cara;y como muy bien dices,ahora no hay que ir a buscarlos,vienen sólos,dóciles,mansos...El capital se frota las manos ante lo bien que le ha salido el truco.
Los que tiene mucho,mucho,se hacen el sistema a su medida,por lo que no hay que contar con ellos para nada.Los que no tienen nada,nada,sostienen a los anteriores;sea trabajando para ellos,sea dando abundante pasta humana,para que no les falte mano de obra.Estos últimos no es que escapen al sistema,es que ya ni entran.Una vez exprimidos,vuelven a la marginalidad.
El problema para mi,no está tanto en el tener,como en el desear.
La crisis actual,si algo tiene de bueno,es que algunos empiezan a plantearse:¿quién soy yo?¿"Tengo" o me "tienen"?.Esto ya será tema de una entrada futura,por lo que no voy a desarrollarlo aquí;quiero creer,de todas maneras,que ya algunos están abriendo los ojos.

Gracias por vuestros comentarios,Juancar y Esca.

Abrazos para ambos.

juancar347 dijo...

Sea como sea, cada día estamos más pillados. ¿Explotará?. Quién sabe, al menos consuela ver que ya hay algunos movimientos en contra. Pero en el problema, también pienso que existe un choque de generaciones; por eso, en la balanza electoral siempre será blanco o negro, y de una u otra manera, seguiremos consintiendo que nos esclavicen y a la vez, esclavizar a otros. Un abrazo

Esca dijo...

Pues como por estas fechas estoy un poco rebotado con algunas empresas de estas que te suministran necesidades y Riviere me lo pone en bandeja pues demos caña al mono que es de goma,y que me doy cuenta de que el genero humano en la actualidad nos pisamos y humillamos por orden es decir en una empresa hasta el ultimo en el escalafon tiene que joder a alguien,el jefe jode al administrativo este la otro y a si asta el ultimo y me doy cuenta que las empresas y el trabajo no es tan jodido lo hacemos jodido y en vez de ir y revelarnos contra quien nos exclaviza y unirnos y tener un mismo fin "vivir"nos rebotamos con el que tenemos por debajo y es que somos gilipollas,y por eso estamos donde estamos nos creemos el culo del mundo y algunos de esos de pequeño cargo se creen mierda cuando no llegan a pedo y todo igual,Pues a la dedicado a un carguillo del suministro electrico,de esos si,de los que llegan al trabajo mal cagaos,con una hipoteca que te cagas,y con ganas de cagarse en el primero que se presente,joder ultimamente me sale todo escatologico
saludos Esca

Riviere dijo...

El trabajo se lo estropean los "de abajo",envidiando a los "de arriba";y los "de arriba" haciendo lo mismo con los "de más arriba",siempre con un ojo al "de abajo",no le quite o aspire al puesto(sobre todo cuando está más capacitado).La envidia de "los de arriba" a "los de abajo",existe como su vicecersa.
No estando ninguno contento con el lugar que ocupa,negando el hecho innegable,de que así debe ser.Nos guste o no nos guste,lo consideremos o no ético;la dinámica social siempre nos llevará a ese estado.Pero como a Juan Español no le manda nadie,ni reconoce autoridad alguna fuera de sí(por sus ascendientes godos),el "de arriba",para él,no es alguien más cualificado,si no que está arriba,por otras circunstancias ajenas al esfuerzo personal.Sobre esa base,funda su propia ascensión,no en ser más eficiente en el trabajo,si no en "hacer la pelota" hasta las últimas consecuencias,camino que considera muy lícito,y que le libra de admitir su propia mediocridad.
El "de arriba",que ha visto pelotas a cientos(o él mismo lo ha sido o lo es todavía),ve venir al "de abajo" a una legua,pero lo disimula por que ve en la situación algun provecho;si no actual,en el futuro.
Personalmente,los sentimientos,cuando voy a trabajar,me los dejo en casa;total,para trabajar no los necesito;así trabajo más a gusto,sin amigos ni enemigos,disociando claramente trabajo,de vida personal,voy de fábula.Como mi mente tiene un funcionamiento tan sumamente simple,su lógica es:trabajo=dinero.
Trabajo=faena que me han mandado y nada más.TODO lo demás ni es mi trabajo,ni es para lo que me pagan;luego las amistades,las bromas,las charlas,aquí me sobra o no me encaja.Por eso,fuera del trabajo,realmente,nadie sabe quién soy.Que es lo que yo quería conseguir,y lo he logrado.
¿Frío?:el mundo me hizo así.

Saludos.