sábado, 30 de mayo de 2009

El núcleo megalítico de Benabarre

Hace algo más de una década, se dió a conocer en la revista Bolskan la existencia de varios monumentos megalíticos en las inmediaciones de Benabarre: (Pilar Utrilla, Nuria Ramón, Isidro Aguilera, Fernanda Blasco y Mir Roy). Trabajo en el que apoyaré mi exposición.

El conjunto consta de tres tumbas de características constructivas distintas, lo que ya le da una rara singularidad.
Se ha barajado la posibilidad que delimitaran un "área funeraria".
De las tres citadas voy a visitar dos por ver su estado actual. Dejando el tercero por razones de tiempo para otra ocasión.
Están ambos sepulcros señalizados, aun así, por estar alejados del camino principal no está de más preparar el itinerario.

Como muy bien dicen los autores de la reseña, los sepulcros megalíticos, tanto por su monumentalidad como por su carga legendaria, han atraido la curiosidad y la codicia de las gentes a lo largo de los tiempos. Tienen pues al expolio como algo inherente.
A veces, los restos dejados por el expoliador dan fe de la antigüedad del mismo, como en el caso de los dólmenes de Cornudella de Baliera, donde se halló una moneda de la época de Fernando VII.

El de San Salvador se sitúa en la ladera sur de la montaña del mismo nombre.
Coronada por un antiguo edificio que fue hospital de leprosos al parecer, hoy día totalmente abandonado. El antiguo camino hacia la ermita, sólo accesible a pie, nos llevará hasta el primer sepulcro.
Aquí vemos el edificio, donde se han colocado unas mesas y bancos de madera.


Tras el vestíbulo vemos la entrada de su iglesia totalmente arruinada:


Como veis, el primero es un sepulcro de cámara simple, con abundantes restos del túmulo. Uno de lo extremos de la cámara presenta forma absidal, cosa que lo singulariza respecto a otros en el ámbito aragonés. Las dimensiones de la cámara son 2´20 por 1´16 metros, y el diámetro del túmulo a partir de la misma de 3 metros.



Aquí vemos la cámara:

Resulta dificil a veces, relacionar dichos monumentos con asentamientos y culturas concretas, ya que son reutilizados a lo largo del tiempo por gentes distintas a los que los construyeron.
Propiamente hablando, deberíamos hablar de arquitectura, más que de cultura megalítica.
Empezarían sus primeras manifestaciones a finales del neolítico, extendiéndose, como en su día éste de oriente a occidente. En la península, las manifestaciones más "puras" se hallarían a lo largo de las costas mediterráneas, siendo las del interior reflejo de la nueva costumbre pero con una menor entidad.
También habría una entrada por África, que extendería el fenomeno hacia Portugal y el área occidental peninsular.
Teorías hay varias afortunadamente.

El del Mas de Abad se halla señalizado poco antes de llegar a los edificios agrícolas, se sitúa en el extremo de una pequeña prolongación de la sierra.


Éste otro presenta dos partes diferenciadas, sepulcro: cámara y corredor, y túmulo, las dimensiones del cual son difusas. La cámara mide 1'80 por 1'90 metros, y el corredor rectangular 2'80 de largo por 1'2o de ancho. En la intersección entre ambos perdura una losa de la cubierta.
Esto lo que vemos al llegar:


Vista desde la cámara:

Vistas desde el corredor:

He hallado mi recorrido y los sepulcros totalmente impolutos afortunademente. Pido desde aquí el máximo respeto hacia éstas tumbas, que no es otro el que merece cualquier monumento funerario.
Así que por favor, no toquen nada en absoluto. No muevan piedra alguna.
No excaven ni busquen el tesoro, que siglos antes de nacer ustedes ya hubo quien lo hizo.
No se lleven ni traigan nada al lugar. Gracias.

Limitense pues a disfrutar del entorno natural sumamente bello; traten de respirar la magia de estos lugares milenarios. Fácil ¿no?.

13 comentarios:

juancar347 dijo...

Una interesante entrada, pero mi consejo es que no proporciones tantos datos de localización. La gente no suele respetar este tipo de lugares, y además, está de moda desenterrar 'tesoros' y hacer todo tipo de farragosidades en los yacimientos.

Riviere dijo...

He reflexionado largamente sobre el tema que apuntas.Por un lado,ocultar éste y otros lugares al público,es casi una garantía de preservación de los mismos.Pero por otro,dicha acción,provoca que sólo una élite conocedora disfrute de elos;cosa que tampoco me parece del todo correcta.
Teniendo a Salomón como referente,he optado por enseñar,unicamente "la mitad" del todo.En éste caso,quedarán inéditos otros dos sepulcros,muy a mi pesar;que desearía amplia promoción de estos maravillosos lugares.
Tus razones son de peso,y entiendo perfectamente tus temores,que son los míos también;pero no se por qué extraña razón,vuelve a nacer en mi la fe en el hombre...llámame romántico...
Un saludo y gracias por tu comentario.

carlos bravo suarez dijo...

Muy interesante el recorrido que propones. Conozco los dólmenes del Mas de Abad, pero no los del Mas de Balón,que intentaré localizar. San Salvador es también un lugar muy interesante y con muy buenas vistas.
Un saludo.

Riviere dijo...

Agradezco su comentario señor Bravo,desde mi condición de seguidor de su blog,mucho antes que hubiese siquiera idea de crear éste.
Es efectivamente un recorrido interesante,ya solamente por el entorno natural que lo acoge.

Un saludo.

Ramon Roy dijo...

Me alegro que alguien se haya preocupado por estos monumentos. Hace años los descubrimos mi padre y yo. Se catalogaron y ya está. Ni se han restaurado ni se han protegido.

¡Es una pena!

¿Quereis saber como segamos a descubrislos?

Saludos

RIVIERE dijo...

Pues sí que nos gustaría saber cómo los descubrieron,la verdad,es una información de sumo interés que le agradeceríamos.
Muchas gracias por su comentario y su presencia en éste modesto blog.
Quedamos a la espera de sus noticias,reciba entretanto un cordial saludo.

Ramon Roy dijo...

Hace unos cuantos años, más de veinte, mi padre, Ramón Roy, entusiasta de la lectura ojeando un viejo diccionario vio el dibujo de un dolmen. Durante un tiempo creyó recordar haber visto uno de estos monumentos muy cerca de Benabarre. Cuando estuvo convencido en donde lo había visto me insistió durante un tiempo hasta que me convenció y un buen día él y yo nos fuimos en busca del presunto dolmen.

Mi sorpresa fue mayúscula cuando ante mis ojos apareció el monumento. Era extraordinario. Para nosotros fue una hallazgo fantástico. No nos lo podíamos creer.

Coincidió que durante este tiempo mi hermana estudiaba la carrera de historia en la Universidad de Zaragoza. Al afirmar por mi parte que aquello era un dolmen tan solo faltaba que algún experto en la materia lo ratificara o no. Avisé a mi hermana quien después de un tiempo se animó a venir con nosotros al lugar del hallazgo. Hicimos fotos y en el transcurso de la “expedición” nos quedamos de piedra al comprobar que el dolmen tenía corredor, algo muy raro en los dólmenes descubiertos en estas latitudes (según nos explicaron después). También descubrimos que rodeando el dolmen a unos escasos 10 o 15 metros yacían en el suelo dos menhires. Uno al sur y el otro al oeste. Este último con forma antropomorfa.

Mi hermana enseñó las fotografías hechas en aquel día a la doctora Pilar Utrillas, Catedrática de Prehistoria de la Universidad de Zaragoza, quien entonces era profesora de Prehistoria de mi hermana. Pilar Utrillas es de Graus y se quedó muy perpleja ya que no tenía constancia de que pudiera haber semejantes restos en Benabarre. En cuanto pudo hizo un hueco en su agenda y nos presentamos todos delante del monumento. Se quedó atónica. Recogió todos los datos que pudo y dijo que “ahora solo faltaba que dos expertos más reconozcan estos restos como un dolmen”. Así se hizo, el monumento fue catalogado y pasó a formar parte de los libros de prehistoria.

La doctora Pilar Utrillas quiso poner a este dolmen el nombre de Ramón Roy pero mi padre no lo permitió y pidió que se le pusiera el nombre de Dolmen del Más de Abad ya que éste estaba situado en la finca de este nombre.

Al cabo de un tiempo recibimos una llamada de la Universidad de Zaragoza informándonos que alguien más había intentado dar de alta el monumento descubierto por mi padre y que por tanto vigiláramos y antes de decir nada no pusiéramos en contacto con ellos. Al cabo de poco tiempo descubrimos quien quiso apuntarse el tanto y nos dimos cuenta que, aunque mi padre había descubierto el monumento,y había avisado a las autoridades gratuitamente, mucha gente se servía se estas cosas para prosperar en su profesión o para sacar algún provecho. De hecho, a partir de este momento, todos los descubrimientos hechos por mi padre y nosotros han sido comunicados directamente a la Universidad de Zaragoza a al responsable de Patrimonio de la Diputación General de Aragón.

A partir de este primer descubrimiento han venido muchos más. Si puedo os cuento el próximo día como descubrimos el segundo, el tercero, el cuarto y el quinto.

Saludos.


Ramón Roy

RIVIERE dijo...

Sí que tiene que ser emocionante,descubrir un monumento de estos...jolin,me emocioné hasta yo al verlo,y eso que iba sobre seguro.
Muchas gracias por su aportación señor Ramón,sin duda muy relevante,casi me da por reescribir la entrada,incluyendo su testimonio...bueno,algo haré...

Nos encantará volver a tenerle por aquí,y conocer como se fueron descubriendo los otros.
Para una cuestión que deseo hacerle,pido de su amabilidad la dirección de su correo,puede mandarla al mío que es:riviereruben@gmail.com.

Muchas gracias otra vez por su valioso comentario.
Un saludo.

Jorge Franco dijo...

Buenas.
Decirte que tu entrada me ha despertada aún más si cabe la curiosidad de estos dolmenes y sobre todo de ese tercero. He leido el articulo de la revista que citas y es todos sus articulos son muy interesantes.
Decirte que tenía entendigo que en el Mas de Balón existían dos más aunque al parecer sólo es uno.

Por cierto, enhorabuena a los descubridores.

Jorge Franco dijo...

Por cierto Ramón Roy, en el mismo artículo de la revista se comenta que aparte de los dolmenes también encontrasteis un abrigo cerca del Mas de Aspra. He leido la primera publicación de éste en 1992 pero no aporta mucha información de su localización. Os estaría muy agradecido si me pudierais decir la ubicación de este abrigo, y la entrada a la Cueva de las Brujas de Juseu que llevo unos cuantos años buscandola.
Mi correo es frinkisarron@hotmail.com.
No creo que esté de más decirlo, pero... es que soy de Torres del Obispo

Muchas gracias

RIVIERE dijo...

Jorge:Me pongo en contacto con usted por correo electrónico.Es mal lugar un blog para dar datos.
Gracias por su comentario.
Un saludo.

OITBenabarre dijo...

Hola, viendo que utilizas la licencia de Creative Commons, me he permitido utilizar la foto de la ermita de San Salvador de Benabarre para ilustrar el contenido referido a esta ermita en la web municipal de Benabarre. http://www.benabarre.es/index.php/mod.pags/mem.detalle/idpag.85/idmenu.1156/chk.cb84e545d376cc53c7bded2ea24415a1.html
Si hay algún problemas no dudes en ponerte en contacto, como verás todas las miniaturas de las fotos sales borrosas, pero al clickarlas ya aparecen bién, eso es culpa de un problema que tenemos con el gestor de contenidos de la web.
Un saludo desde la Oficina de Turismo de Benabarre y enhorabuena por tu blog!

RIVIERE dijo...

OITBenabarre: Gracias por tener la gentileza de comunicármelo y de poner en el enlace en la foto. Me parece que es lo más lógico aunque por desgracia no lo más común.
Me honra ver una foto mía en su web y debo asimismo darles las gracias.
Un cordial saludo y gracias por su comentario.