lunes, 14 de diciembre de 2009

Castillo de Viacamp

En un lugar de la Ribagorza, allá por el 1067...

-"Abdulláh, sube a lo alto de la torre e infórmate fehacientemente de si hay algún movimiento por parte del infiel, sea tal cierto, o como en tu caso, velado".
-"Pero mi señor, ¿a tan temprana hora?".
-"El infiel no descansa nunca, de lo cual tú eres viva prueba, así que andando...".

"...Siempre me toca a mi...a ver...nada por aquí...".

"...nadie, por alláh...".

"¡...Qué de nieve!, por las barbas del profeta...Isaías...".

-"Reina la calma, oh comendador de los creyentes, digo...mi señor; así me lo confirman los de Torre de Alsamora, vaya...mis primos".
-"Vuelve pues por donde has venido mi fiel esbirro, y responde a quien me demande que no deseo ser molestado".
-"(...Otra vez arriba...estos cristianos...siempre haciéndome la pascua...)".

El Castillo de Via Campano tiene su antecente más seguro en la cercana Ermita de la Virgen de Obac, antiguo santuario visigodo con atributos de capilla Real, junto al que se situaría un pequeño núcleo poblacional. Dicho todo esto sin fundamento alguno hasta el momento, ni documento que lo atestigüe. 

Aquí la vemos desde el aparcamiento.

Ampliamente reformada, la ermita cuenta con un limpio y cuidado entorno; la pequeña caseta circular es un pozo todavía en uso.

Esta es su sencilla portada.

En el ascenso hacia lo alto, podemos ver parte de los muros que fortificaban el recinto.

Su iglesia dedicada a San Esteban en el borde de la roca.

Y la torre en el extremo del castro.

Ésta imponente torre tuvo por modelo a la de Fantova, y según Roberto Viurete, fue consecuencia de la política defensiva de Ramiro I en la frontera meridional del reino, cuyo refuerzo hizo crecer nada menos que 25 castillos entre 1049 y 1070.
Su hijo Sancho Ramírez, continuó la labor iniciada, y en el caso del Torreón de Luzás y del que nos ocupa, la construcción corrió a cargo de su feudo, Arnau Mir de Tost.

La acertada restauración de la torre permite su acceso por medio de ésta escalera metálica, que nos lleva a su entrada en altura.

La torre se dividía en varios espacios: el inferior era el almacén, de muro ciego y macizo.
Una primera planta de acceso, donde se sitúa la entrada y la letrina.
La segunda planta, la residencial, que disponía de tres vanos aspillerados.
Y la tercera, la planta de defensa, con siete aberturas que daban a otros tantos cadalsos.Y una cuarta desaparecida o "falsa", donde se ubicarían más cadalsos y la cubierta.

Puede apreciarse en las secciones de las plantas de la imagen anterior, como el muro se iba estrechando en altura.
Las plantas se apoyaban en el retranqueo del mismo, como las que se han colocado actualmente de rejilla metálica.
En la planta de acceso vemos la entrada a la letrina nada más cruzar la puerta, su forma acodada dotaba de cierta intimidad al usuario.

En la planta residencial vemos tres vanos como el de la imagen.

En la planta de defensa los vanos se han cerrado con barras metálicas, que sirven de soporte a siete paneles informativos. En ellos se nos dan abundantes datos de la torre y del entorno.

Podemos observar aquí los mechinales que daban soporte a la falsa, así como el pequeño ábside a modo de capilla, presente también en Luzás.

Su situación le permite estar enlazada visualmente con varias torres de su linea defensiva: Fals, Alsamora, Benabarre, Luzás, etc.
La torre reconstruída sería aproximadamente así.

Desde arriba vemos la iglesia y el camposanto adosado.
Varios grandes bloques de piedra coronan el cerro, que se alarga un poco tras ellos en una pequeña terraza.

Entre los bloques encontramos el aljibe bastante lleno.

La iglesia de San Esteban, o de San Miguel según advocación antigua, está en lamentable estado. Se da por románica.

Dispone de cuatro capillas, y el pie monolítico de su altar está tallado "in situ" en la roca pura.

No puedo por menos que recomendar la visita a éste tranquilo lugar, que se encuentra limpio y con un acceso muy bien arreglado.
Las vistas desde la torre en días claros son impresionantes de verdad, y los paneles informativos nos ayudarán a reconocer en el horizonte muchos lugares de interes ligados a la historia del castillo. Verdadera atalaya de la Ribagorza.
Como siempre, pido un pulcro respeto para este lugar cargado de historia, cuya reconstrucción ha dignificado como bien merece. Faltaría reconstruir la iglesia, aunque tengo noticias de que su asiento se ha vuelto inestable, si así fuese ya iría derecha a la ruína. Aún así, veo que en éste año en curso se ha desbrozado el interior, a ver si hay suerte y se arregla...

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Por fin has vuelto a la normalidad, ya echaba de menos tus detallados y completisimos reportajes. Viendo tus fotos uno se siente como si estuviera in situ en el lugar. Un restauración acertada de la torre y un buen ejemplo de como hay que salvaguardar todo el patrimonio cultural antes de que sea demasiado tarde. Muy original el detallar con los colores para imaginarnos como seria el interior de la torre.

Saludos.

Faustino.

Syr dijo...

Ya se me estaba haciendo largo el paréntesis. Bienvenido, de nuevo, Rivi.

Salud y románico

juancar347 dijo...

Preferiría no ponerme en el lugar de Abdullah y sí en el de alguien que miraría con admiración estos lugares que nos muestras, y con infinita pena ver la desidia gubernamental en cuanto a la conservación de un Patrimonio Artístico y Cultural que nos pertenece a todos, cosa que parecen olvidar mientras se suben los sueldos cómodamente sentados en sus sillones. Un lugar magnífico. Un abrazo

RIVIERE dijo...

Faustino.
Te recomiendo el lugar,si te va de paso algún día en tus viajes,es muy bonito.De hecho pasaste muy cerca cuando viniste por aquí.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo.

RIVIERE dijo...

Syr y Juancar.
Hay fotos antiguas en la red de la torre,y la restauración le fue por los pelos.Ya estaba en el límite de su derrumbamiento.
Y Juancar,hay más dinero invertido en "capulladas" en algunos municipios,que en mantener lo que tienen...aqui vamos así...
Gracias por vuestro comentario.
Un abrazo.

Baruk dijo...

Que guay! me gusta la entrada, me gustan las fotos, me gusta el paisaje, me gustan las indicaciones y me ha divertido la historia de Abdulláh!

Tons Rivi!


***

RIVIERE dijo...

Baruk.
Y el sitio en vivo también te gustaría,que es muy interesante.
Garcias por tu comentario.
Un abrazo.

pallaferro dijo...

Bonita torre. Me han interesado tus explicaciones de cómo deberían ser. Gracias.

Y las vistas, son para verlas en "vivo y en directo"... Ojalá el Año 2010 nos lo permita!

Felices Fiestas!

RIVIERE dijo...

Pallaferro.
Para el 2010 ya tengo pensada una ruta "Exin Castillos",que tenemos que recorrer juntos...

Gracias por tu comentario.
Un abrazo.

Alkaest dijo...

Me encantan las "restauraciones virtuales", la tuya muy lograda e ilustrativa.

De la "restauración real", mejor no hablamos...
¿En que manuscrito medieval han encontrado los encargados de obra el modelo para esa escalera?

Porque seguro que una cosa tan antigua, tan acorde con la torre, no procede de ningún arquitecto contemporáneo. No hay mas que verla para darse cuenta que rezuma antigüedad...

Si quieres te mando algunas picotas, y varios cepos, para que, cual Papá Noël, se los repartas a las personas resposables del "artificio".

Salud y fraternidad.

[Ye te tengo "enlazao", en el blog Laberinto Románico, más vale tarde que nunca. O como diría el ínclito Sancho Panza: "Más vale un toma, que un dos te daré"].

RIVIERE dijo...

Alkaest.
La reconstrucción virtual ha ido a mi cargo,según la información recabada.
La real,la acometió una empresa especializada que,según su dirigente(y ahora no me invento nada,sino que parafraseo sus declaraciones):"La escalera cuenta con la seguridad requerida,y sus materiales son tales que,de lejos,no se ve";repito que no me invento nada.
Y está en lo cierto el hombre,pues mirando desde el lado opuesto,no sólo no se ve,sino que ni siquiera se adivina...
De todas maneras,no me sea purista,que si la escala fuese de cuerda,a ver quien era el guapo que se atrevía a subir(sin contarme a mi,claro).
Gracias por su comentario.
Un abrazo.

Pilar Moreno Wallace dijo...

La experiencia de poder estar ahí, tiene que ser para no olvidar: las piedras, el juego de luces y sombras en el interior, ese olor especial del tiempo que se resiste, el silencio que con frecuencia acompaña; una maravilla. Y siempre es de agradecer que se tenga en cuenta "el alma, la espiritualidad del lugar" cuando se decide a reconstruir estos sitios.


Felices fiestas.

RIVIERE dijo...

Pilar.
Pues sí,estos sitios ganan mucho en vivo,se lo aseguro.Las reconstrucciones,se hacen con mayor o peor fortuna,y siempre suscitan polémica.Aquí se hizo con caracter de urgencia,no sé si se tuvo en cuenta la espiritualidad del lugar,en todo caso,mejor está que como estaba.
Gracias por su comentario y felices fiestas.

Corvus Corax dijo...

Buenas
No se si ya lo sabes, pero bueno. Hace unos meses que han acondicionado el recinto del castillo de Viacamp con merenderos, bancos, paneles... Cuando lo vi me sorprendió mucho; también han arreglado la pista que lleva a Montfalcó, Estall, o eso es lo que se ve desde el castillo.
Te dejo mi enlace, a ver que te parece: http://ribagorzanyomil.blogspot.com/2011/01/balcon-de-viacamp.html

Saludos

RIVIERE dijo...

Corvus: No he visto los bancos y paneles nuevos más que en tus fotos, pero sí estuve en el Estall el otro día por la nueva pista.
Menos bancos y a reparar la iglesia, que es lo más urgente.
Por otro lado, vamos a ver cuánto tarda a convertirse en un vertedero todo aquello, el camino ya lo lleva.
Gracias por tu comentario.
Un saludo.

sugusfan dijo...

Hola, he encontrado tu blog y estoy investigando sobre la ermita de la Virgen del Obac, en Viacamp, mi abuelo vivio alli y quería saber si conoces información sobre su historia y sobre la virgen del Obac
Un saludo
Marta

RIVIERE dijo...

Marta: La única información que tengo de la ermita es lo poco que digo en la entrada, que fue al parecer un antiguo santuario visigodo y que tiene atribuciones de capilla real, eso es todo. No he buscado mucho más, esto es lo que se encuentra por la web, quizás algún historiador pueda ayudarte.
Gracias por comentar.
Un saludo.