viernes, 8 de mayo de 2015

Románico en estado puro sale a la luz (II)


Antes que nada quiero dar las gracias en nombre del grupo a todos aquellos que nos han mostrado su apoyo por medio de las redes sociales y que han ayudado a difundir este hallazgo. Difusión que tiene como objetivo el dar celeridad a una intervención que culmine la tarea iniciada.

Todo lo relativo a la interpretación iconográfica de estas pinturas, con un soporte gráfico de excepción, pueden verlo en Salud y Románico. Donde se da información de un calado que no encontrarán aquí.
Aquí simplemente daré un repaso a varios personajes de la escena por medio del tratamiento de imágenes ya citado en la entrada anterior.
Bajo estas líneas pueden ver la recreación en tres dimensiones del conjunto que nos da una idea del mismo.



Los resultados son de distinta calidad, y quizás pasando más tiempo podrían afinarse, no lo descarto. Procesar una foto puede costarme un minuto, pero afinar el detalle facilmente supera los treinta.
De momento les he dedicado unas cuantas horas y he seleccionado lo mejor que he visto.
A mayor resolución fotográfica, mejores resultados se obtienen, es por esto que las fotos escogidas en este caso fueron tomadas por Eduard Pallarés, miembro del equipo.
Primero veremos la imagen original y a continuación la tratada.

Empiezo con los apóstoles que identificamos como Santiago y San Pedro, 


El tratamiento resalta los rostros y el decorado de las vestiduras de San Pedro.



Aquí vemos los rostros en primer plano.


Ahora vemos la figura femenina en actitud orante que identificamos como la Virgen.


Debido a su desgaste el rostro no se ve tan claro como el de los apóstoles, aunque ya dije antes que quizás podría afinarse algo más.


En la siguiente imagen he buscado resaltar el vestido de la Virgen para apreciar las estrellas dentro de los círculos. A la izquierda vemos parte de la decoración de la columna, que presenta ciertos trazos horizontales en la basa, así como parte de una figura con varios pétalos en el fuste.
También se resaltan las vestiduras de las dos figuras siguientes donde se aprecian los detalles hasta donde lo permite su desgaste.


A la derecha del vano absidal puede verse una figura sin identificar, que parece llevar una capa sobre sí, junto a parte de otra en actitud orante.


El tratamiento revela en la columna una decoración radial en la basa y de espiga en el fuste.
Vemos asimismo que ambos llevan vestido corto. Bajo éste asoman las piernas enfundadas en lo que parecen unas medias, que en el caso del primero presentan una decoración de lágrimas, mientras que en la figura orante es topos alineados.


El corrimiento de cierto barro y el desgaste dificultan bastante "sacar" el rostro a la primera figura. Esto es una primera aproximación.


El resaltado de las vestiduras de la figura orante revela en las mismas una decoración bastante rica.


Y aquí he tratado de resaltar el pie del Maiestas sobre el escabel.


El querubín tuvo la mala fortuna de recibir en su rostro dos de los impactos del repicado que se aplicó en el revoco antiguo para soportar el posterior. Aun con todo puede verse casi entero.


No puedo terminar esta entrada sin dar las gracias a Cati Arilla, una amiga que no aparece en las fotos, pero cuya ayuda inestimable ya dió muchas satisfacciones aquí. Gracias otra vez Cati.

6 comentarios:

pallaferro dijo...

Reconozco que, cuando me hablaste por primera vez de este programa de tratamiento de imágenes, mi impresión fue de cierto escepticismo.

Tras ver cómo, en estas inéditas pinturas descubiertas, consigues realzar trazos que, a simple vista, apenas se aprecian, el escepticismo se ha transformado en entusiasmo!

Es brutal lo que se llega a poder ver!!!

Gracias por enseñarnos los resultados. Un abrazo,

Xavier Tosca dijo...

Se va viendo poco a poco que estas pinturas tienen detalles de valor. El pie sobre el escabel, la decoración de los vestidos de la figura orante, los rostros de los dos apóstoles ¿?.
Quien nos iba a decir que al empezar la senda esa mañana el camino nos depararía tantos encuentros y tanta magia.
La recuerdo con una sonrisa en la cara.
Un abrazo.

Teresa Huguet dijo...

Vaya resultados más impresionantes!!! Q maravilla de trabajo con las imágenes. Ojalá en futuribles procesados pudiese aparecer algun resto de inscripción para poder afinar identificaciones de personajes, si es q éstas existieron, q no siempre, claro!! Vaya maravilla chicos!!!! Felicidades!!!!

Fernando Sebastián dijo...

Buen trabajo Rivi,tal vez el programa no pueda recuperar las pinturas,pero si el estudio de ellas,
Un saludo Esca

chis dijo...

Importante hallazgo. Y yo diría que merecido
Sorprende ver lo mucho que descubre el tratamiento de las imágenes

Repito mi enhorabuena !!!

Rubén Oliver dijo...

Muchas gracias por tus palabras y tu comentario Chis. Pronto nos vemos.
Un abrazo.