miércoles, 18 de noviembre de 2015

Santa María de Montessor


Si se toman la molestia de escribir el título de esta entrada en un buscador, verán que la web no arroja resultado alguno. Tan sólo cuando escribimos Os de Balaguer nos aparece como uno de los monumentos de su término.
Quiero decir con esto que el lugar es uno de aquellos olvidados y en estado de profundo abandono que, en cierta manera, me gustan. Aparte de éllo, su situación privilegiada sobre el cauce del Noguera Ribagorzana, proporciona unas vistas impresionantes desde una atalaya inexpugnable rodeada de hondos precipicios.

El acceso se ubica al norte del pueblo por una pista sólo apta para todoterreno, mejor en tiempo seco, y que tras 7,5 Km nos lleva muy cerca del sitio.

Así lo vemos desde la pista, hay que atravesar los campos de cultivo ya que no hay camino.


Desde más cerca ya vemos la iglesia, el castillo se situa sobre las rocas que vemos a la izquierda de la imagen. Su conquista es anterior al a.1104 en que es donando a la abadía de Ager.


Por debajo del templo quedan los restos de la antigua villa que al parecer protegía un muro perimetral.



Villa que subsistió muchos siglos como testimonia esta arcada donde se lée la fecha de 1866.


Del templo apenas queda la nave, parte de la cubierta, y el hastial de poniente donde tenía la entrada sobre la que hay una ventana.



Tiene varios nichos cuadrados repartidos por el muro.



Si seguimos ascendiendo llegamos a la entrada del castillo. Que es una estrecha grieta con cierta pendiente no apta para personas corpulentas.



Tras élla accedemos a la cúspide de las rocas donde se situaba el castillo del que quedan escasos restos.
Podemos distinguir dos construcciones principales: una en la parte oriental que parece ser una torre y otra construcción alargada en el lado de poniente.
Por su propia situación el castillo carecía de otra defensa que no fuese los precipicios que lo rodean.
Aquí arriba es cuando vemos la gran altura y campo de visión que tenían.






El castillo se sustentaba sobre varias moles que aquí llaman "els Picons".


Si nos desplazamos hacia el oeste veremos más restos de la fortificación.



Desde el abandonado pueblo de Tragó vemos el lugar y su imponente mole rocosa.


Visita recomendada bastante fácil teniendo ciertas precauciones, es un lugar muy virgen y de silencio absoluto.

3 comentarios:

Suni Mocholi dijo...

Me ha encantado

noguera bikerace dijo...

Otro de los sitios que visito con frecuencia. En los mediodias de niebla intensa sobre Balaguer, agarro pan, queso y fuet, subo con el 4x4 hasta Picons y almuerzo la mar de tranquilo "escuchando" el silencio absoluto. Hace un par de años limpié de ramas el acceso hasta justo la base de Montessor. Habia señalización y camino realizada (imagino) por el consell comarcal o diputació Lleida, pero la naturaleza y las poca visitas que recibe lo ha hecho desaparecer. saludos!!!!

Rubén Oliver dijo...

Bikerace: Efectivamente, es un lugar silencioso y pacífico donde los haya. Gracias por su comentario.
Un saludo.